Hoy les voy a contar algo distinto, bueno...tampoco tan distinto, pero si algo poco común hoy en día, algo que vi. Espero que no se estén imaginando nada raro, lamentablemente no me pasó nada extraordinario, ni fantástico...No besé ningún sapo que se convierta en príncipe, no vi ningún pez volando, ni fui al país del nunca jamás a volar con Peter Pan, aunque admito que eso me hubiera gustado. Pero bueno, ese no es el punto. Lo que yo vi es algo muy sencillo, tan simple que creo que por eso nadie lo hace. En fin, no los voy a dejar con la intriga, así que les voy a contar...
Hace unos días, una tarde volvía del colegio en bici, como todas las otras tardes. Ese día me atrasé mas que de costumbre, creo que me había quedado charlando un largo rato con una amiga, y como ahora los días son mas cortos atardece enseguida. Mi casa, queda en las afueras del pueblo, más para el lado del campo. Esto no tiene porqué importarles, pero es para que puedan imaginar la situación. Acá, por donde y vivo, las madrugadas, los atardeceres y las noches estrelladas son únicas, se pueden ver mucho mejor que en las zonas urbanas. Los atardeceres se pueden ver enteros, completos, perfectos. El cielo cambia de color, se vuelve en distintos tonos de rosa, a veces u tanto amarillo o anaranjado, hasta que por fin queda todo el cielo teñido de negro. Es todo parte de un instante y de un momento que siempre se repite, pero nunca es igual. Es como una artesanía hecha a mano , si te gusta y tenés el dinero, hay que aprovechar y comprarla porque nunca mas la vas a volver a ver; el atardecer es igual, siempre hay uno pero el de hoy jamás será como el de ayer, ni tampoco como el de mañana...
Siguiendo con mi relato, mientras pedaleaba en mi bicicleta, un tanto distraída porque estaba desinflada, porque hacía frío, porque tenía viento en contra, porque quería llegar; ya a pocas cuadras de mi casa, ví a un hombre un poco pelado, petiso, vestido muy sencillamente, parado en la banquina de la calle, agarrado distraídamente de una bicicleta vieja, despintada, sencilla al igual que su dueño.
Yo no entendía que hacía ahí parado en la calle, solo, con el frío que hacía, cuando podía estar tranquilo, calentito en su casa. Hasta que...¡Claro! cuando levanté la mirada, comprendí lo que hacía, miraba el horizonte, atento, despreocupado. Allí, en el horizonte, estaba el sol, escondiéndose, oscuro, perfectamente redondo, era una imagen espectacular tanto la del sol, como la del hombre mirándolo, no se si es la palabra, pero el contraste del hombre y el paisaje lograban un cuadro perfecto. Si hubiera tenido mi cámara de fotos, creo que hubiera frenado para fotografiarlo...
Como les dije al principio, no expliqué nada del otro mundo espero no haberlos desilusionado, yo creo que así como es de simple es de significativo. Es agradable pensar que todavía hay gente que disfruta de las cosas naturales, sencillas de la vida, que intenta valorarlas y que de alguna forma ayuda a que no queden en el olvido, en el silencio y hundidas por aquellas cosas que nunca perduran...



C.F.C

Ceci P...

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • Twitter
  • RSS

13 Response to " "

  1. Facundo A Says:
    19 de junio de 2009, 21:47

    Muy lindo el texto...Me gustaria resaltar la parte donde dice que al ser sencillo nadie lo hace. Esto habla muy bien de las personas que escriben esto, ya que no lo hacen para resaltar si no para reflexionar y hacer reflexionar.

    Felicitaciones de nuevo...!!!

  2. C.F.C says:
    19 de junio de 2009, 21:57

    se que no te va a gustar para nada que te firme yo, pero te vas a tener que acostumbrar ceci.. me encanto tu posteo, es profundo y como dijo facundo hace reflexionar. Un dia te voy a ir a visitar para ver esos atardeceres:P jajaja. despues te tengo que mostrar un par de cosas que me resultaron bastante interesantes.

    besitos, sos una grosa=)
    FLOR

  3. Fede Spock says:
    20 de junio de 2009, 14:39

    Tan simple como perfecto. Me encantó, lástima que no tenías la camara porque hubiera sido una foto hermosa...

  4. Facundo Romani says:
    20 de junio de 2009, 20:26

    "Es como una artesanía hecha a mano, si te gusta y tenés el dinero, hay que aprovechar y comprarla"

    "creo que hubiera frenado para fotografiarlo..."

    Quisiera disernir en algunos puntos... por qué habría alguien de apropiarse de atardecer? por qué la necesidad de retratar tan bella ecena en un pequeño cuadro de fotografía... lo que me llevo de este texto y me parece super interesante que alguien se siente a verlos, es justamente lo que me pasa cuando leo el texto. Es medio un trabalenguas, pero lo que me resulta interesante es encontrar a otro que admira lo mismo que admiraría uno, que se detiene en las cosas más simples, esos que te recuerdan que vale la pena, que no sos el único loco... por eso creo que es algo que no se puede comprar, que no cabe retratarlo, que es preciso que siga existiendo todos los días para que cuando lo veamos lo volvamos a ver denuevo, tanto vos, yo o cualquiera, pensemos que hay otro que está mirando lo mismo que nosotros.

    Ah, también les quería agradecer por poner el link a la página del modelo, jeje y a la del club también.

    Un saludo chicas...

  5. Ro Says:
    23 de junio de 2009, 11:42

    Que lindo Ceci... muy profundo...Ahora que recuerdo, es una de las cosas más lindas que pude haber visto en mi vida, porque de echo, lo vi, pero no le presté mucha atención porque quizá me dije, que tiene? es un atardecer más, y no le di importancia, pero mientras dije eso y pensaba un par de cosas más, lo miraba y disfrutaba de su belleza, y ahora que lo recuerdo lo quiero ver de nuevo, pero como dijiste vos, todos los días se repite, pero nunca es igual...
    Espero que estés bien... Les dejo un beso... Las quiere
    Ro

  6. Rocío says:
    23 de junio de 2009, 13:34

    Bueno Ceci... yo ya te firme, pero me tomo el atrevimiento de invitarlas a este pequeño espacio, que vamos a ver si tiene un poco de éxito http://huellasimborrables.blogspot.com/
    Me despido... las quiere
    Ro

  7. Sabri Says:
    23 de junio de 2009, 20:10

    Es una lectura muy profunda, me gustó mucho. Y yo, voy a disernir en la apertura de tu comentario Facundo, lo que quiso decir Cecilia. Apropiarse de un atardecer? No, nada de ello, simplemente disfrutarlo, admirarlo y saber que nunca habrá uno igual, no sabremos si mas bello o no. Sólo será ese el único.
    Es un texto muy lindo Ceci.! Cómo nos olvidamos de disfrutar de aquellas pequeñas cosas, aquellas cosas tan simples que nos alimentan el alma. Cietas veces estamos tan encerrados en la tele, en la computadora, en celular, haciendo masa. Maravilloso el ver de un atardecer, pequeño y gran texto!!
    Besitooss Cecii!
    Sabri..

  8. Hernan says:
    25 de junio de 2009, 0:26

    amiga, hace un tiempo vos me firmaste y me preguntaste si participe en modelos:)... si participe y de echo mañana empieza un consejo de seguridad aca en la costa que dura dos dias, y soy israel, despues seguro ves alguna foto en mi blog, o el de romi, o el de fede jaja. lastima que nunca pude ir a san vicente.

    beso.

  9. Ruylly says:
    25 de junio de 2009, 21:15

    hola
    la verdad es muy lindo y creo q esta muy bueno tu pensamiento de la naturaleza
    me parece q al vivir muy apurados no tenemos conciencia de esas pequeñas pero bellisimas cosas naturales, como el cantar de un pajarito o el cielo...
    ¿Quienes de los millones de argentinos se preocupan por esas cosas? debe ser porque viven muy apurados...
    Yo creo q hay veces q hay q tomarse un poco de tiempo para admirar ese pequeño pero a la vez gran momento...
    para cerrar voy a contar q yo prefiero ver la luna, bien tarde en su mayor esplendor...
    Saludos...

  10. Anónimo Says:
    25 de junio de 2009, 21:58

    ah q copado .. muy bueno..
    la verdad es muy bueno esa clase d gente
    q valora ese tipo d cosas!
    je..me re copo...ceci...muy bueno te mando un bso cuidate

  11. Anónimo Says:
    25 de junio de 2009, 21:59

    william

  12. Romii says:
    3 de julio de 2009, 15:48

    Tengo un amigo.
    Viene siempre a mi casa, mejor dicho a mi Terraza. Desde ella se puede observar el atardecer con todos sus tonos.
    No es extraño que él venga a las 6 de la tarde y se quede hasta las 9 de la noche. Hablamos y nos reimos pero sabemos que lo que nos lleva a estar ahi , muriendo de frio, es el cielo.
    Me sentí re identificada con el texto.
    Al amanecer, lo mismo, cuando camino hasta la parada del clectivo, tengo el mar de frente que se impone radiante y el sol nace desde él.
    Siempre lamento no tener una cámara , pero sonrío y empiezo el mejor de los dias .. Admirada por la belleza de lo simple, lo cotidiano .
    Besos Ceci-
    Besos a todas :)

  13. GuadaLuppe says:
    14 de julio de 2009, 0:52

    Cosas como el atardecer, son de las pequeñas cosas que a muchos nos hacen felices, pero que muy pocos saben valorar. Me encantó, te quiero ce ♥

Publicar un comentario